Bellezas naturales

The green Mediterranean landscape, the azure depths of the Adriatic, white sea cliffs…

Fragrances of herbs growing in the clearings, historical gardens, the aquarium with the most intriguing species of the sea world are a part of the heritage which the visitors discover in Dubrovnik and its surroundings.

Ecology has become a more and more important part of our life, and the protection of environment and life in accordance with nature are both our obligation and duty. We take great pride in the outstandingly preserved natural monuments, the worlds bluest and cleanest sea, the unique flora and fauna, and the fascinating subterranean caves. The arrival to Dubrovnik-Neretva County offers enjoyment in the azure sea and sky, unique sunsets and natural sights of our region.


Arboretum

Trsteno

Este es el jardín renacentista más antiguo de Dalmacia (según una inscripción de 1502), y hoy es el único arboreto en toda la parte mediterránea de Croacia. Es rico en plantas exóticas, y en la plaza delante del “arboretum” están dos enormes árboles – viejos más de 400 años, únicos ejemplos de esta especie en Europa. Al final del siglo XV, Ivan Gucetic construyó aquí una residencia de verano en el estilo gótico renacentista, con una capilla y el jardín (1494 – 1502). La villa fue reconstruida tras el terremoto de 1667. El arboreto con su vegetación exótica (gigantes árboles, palmeras, eucaliptos, y alcanfor) está decorado con columnas de piedra. En 1736, se añadió la barroca fuente de Neptuno y la ninfas.

Baćina

El pueblo Baćina está situado en el sur de Croacia en la región Dubrovacko-neretvanska. Es área de 2,5 kilómetros al oeste de la ciudad de Ploce, situada a lo largo de las laderas de la montaña de Dubrovnik y está exactamente en la mitad de camino entre Split y Dubrovnik, en la carretera principal de la costa. Los lagos de Baćina (Baćinska jezera) están situados cerca de la ciudad de Baćina. Se trata de una serie de seis lagos conectados y uno separado: Ocusa, Crnisevo, Podgora, Sladinac, Vrbnik, Sipak y Plitko jezero. Sus profundidades varían entre 5 a 35 metros. Agua de los lagos es dulce, pero hay fuentes que son directamente relacionadas con el mar. Los lagos son el resultado de la criptodepresion. Del campo de Vrgorac hasta los lagos de Bacina fue cavado el túnel de 2 km de largura para drenar el exceso de agua de los campos de Vrgorac y Stasevac para evitar inundaciones.

Las cuevas de Mljet

GRUTA (Cueva)

En la parte centro-meridional de la costa de Mljet está ubicado el fenómeno geomorfológico Gruta (la cueva de Odiseo) – una cavidad cárstica cuyo techo se astilló así que de verdad parece una gruta o un pozo ancho. En su fondo está el mar porque la Gruta está conectada con el mar abierto a través de un túnel natural. A los lados del túnel están atracados algunos barcos pesqueros cuyos propietarios son habitantes del pueblo más grande en Mljet, el cercano Babino polje. Por su calado bajo estos barcos pueden zarpar sólo si el tiempo está tranquilo, lo mismo vale para la visita turística de la Gruta en la parte del mar. Eso es interesante porque probablemente justo aquí, después del naufragio en las rocas de la isla Ogigia, Odiseo miraba con tristeza y nostalgia por su hogar y Penelope el mar abierto por siete años y la hermosa ninfa Calipso, hija del dios Poseidón, miraba enamorada a Odiseo con mucha más tristeza.

RIKAVICA

El litoral de la isla, con sus numerosos cabos, bahías, rocas y rocas submarinas, es un buen ejemplo de movimiento positivo de la línea litoral en la época postdiluvial.

Una de las típicas formas litorales es la cueva Rikavica, ubicada en la parte centro-meridional de la isla, a 2 km de distancia de Babino Polje. En realidad, Rikavica es una cueva de la época continental, creada por la erosión cárstica y, luego, inundada y parcialmente preformada por la erosión.

En los meses de verano los habitantes la usaban como refugio para los barcos pescaderos, pero también como fuente inagotable de agua potable cuando en la isla todavía no habían creado suficientes cisternas para el agua de lluvia.

Rikavica tomó el nombre del sonido producido por el aire comprimido en los huecos de la cueva, empujado con la fuerza de las olas a través de las grietas en la parte superior de la cueva. De este modo se produce un rumor parecido a los truenos que se oye desde el cercano pueblo de Babino Polje sobre todo por la noche.

Ecología

Ecológicamente, toda la región es muy valiosa y se presta mucha atención a la conservación de la naturaleza y su limpieza. De acuerdo con las afirmaciones formuladas en 1978 por el famoso explorador Jean-Jacques Cousteau, Dubrovnik y sus alrededores tienen el mar más limpio en todo el Mediterráneo.

Según las estimaciones del equipo de evaluación de la Fundación Europea para la Educación Ambiental, el puerto de Miho Pracat fue premiado con una “Bandera Azul”. La “Bandera Azul” simboliza un medio ambiente bien conservado, seguro y cómodo, adecuado para descanso, recreación y deporte.

Tener la bandera azul para las playas y puertos significa superior promoción del turismo, que se basa en la alta calidad de servicio, la limpieza del mar y litoral y la ordenación e instalaciones del medio ambiente (las playas y el mar).

Flora y fauna

La combinación de exubernacia natural y una actitud activa de la población a través de los siglos han hecho de esta región una excepción en el sentido de la riqueza, belleza y exuberancia de la vegetación. Además de las especies autóctonas de plantas del Mediterráneo, esta región es abundante en varios subtropicales y continentales especies de flora, que se cultiva en numerosos jardines entre las casas de verano de Dubrovnik disipadas en toda la costa de Dubrovnik y en las islas. Esta región recibe un encanto particular de las numerosas plantaciones de árboles de limón, naranja y varios árboles palmeras y plantas de agave, además de bosques de pino carrasco y encina, y varias especies de Macchia (árbol de fresa, el brezo y retama español). El mar es rico en flora y fauna. No son abundantes las colonias de algas marrónes, verdes y rojas. De muchas especies de animales que se pueden encontrar en o cerca del fondo del mar, la mayoría pasa la mayor parte de su vida entre las algas, mientras que otros prefieren las rocas acantiladas y otros aún viven ocultos entre las grietas en la piedra caliza o acantilados. En la exuberancia de algas se puede encontrar muchas especies de peces en busca de un sabroso bocado: mújol, dorada, comber y besugo. Especies de peces que viven en el mar de fondo rocoso son la lubina, dentón, rojo rascaso y otros. Varias especies de cangrejos y el pulpo se pueden encontrar escondidos entre las rocas en el fondo del mar. Aquí se puede encontrar también muchos mariscos, ostras y mejillones. También en este ambiente los más buscados son los residentes del sur del Mar Adriático: la langosta, bogavante y grandes cangrejos.

La región tiene un gran número de áreas naturales protegidas dentro de su territorio. Del total de 95 valiosos objetos naturales, 38 están registrados y se han hecho propuestas para proteger a los otros 57. Sólo recientemente, los científicos del Laboratorio de Dubrovnik, del Instituto de Oceanografía y Pesca de Split descubrieron una especie previamente desconocida de medusa en las aguas del Malo Jezero (Lago Pequeño), en el Parque Nacional de Mljet. Esta especie de medusa, que mide 55 centímetros de diámetro, se estima en 26 millones de años.

La flora y la fauna de Lastovo

Las islas de Lastovo son una de las zonas botánicas más ricas y más conservadas del Mediterráneo. La composición de la flora de la isla de Lastovo es determinada por la soledad del mar abierto, mucha luz del sol y la humedad de la noche y, sobre todo, el suelo profundo de Lastovo. De las 810 especies hasta ahora registradas, se pueden encontrar especies en peligro de extinción, especies extintas en otros lugares, especies endémicas y estenoicas.

La flora de la isla Sušac nació por la escasez de agua en el suelo árido y por la constante exposición a los fuertes vientos meridionales. Esta flora específica consta de 278 especies vegetales y de las ocho especies endémicas podemos destacar “Brassica cazzae“ que crece en las grietas de las rocas a lo largo y cerca de la costa. Cerca del 70% de la superficie de la isla está cubierta de bosques y por eso Lastovo y Mljet son las islas con más bosques en todas las islas croatas. Generalmente cubierta de maquia – el más hermoso árbol es el madroño (Arbutus unedo), pero son también importantes la encina (Quercus ilex) y el pino de Alepo (Pinus halepensis). Debajo de la cobertura de bosques están los hongos. Las casas de Lastovo están decoradas con plantas mediterráneas: la almendra, el limón, la naranja, la palmera y la algarroba. Este clima favorece el crecimiento de plantas medicinales como la salvia, la menta, la milenrama, el romero, la lavanda, el hinojo y la manzanilla. De las plantas cultivadas dominan la vid y las olivas. El mundo de los animales en la isla es también muy rico. Hasta ahora han sido registradas 175 especies de vertebrados, de los que 71 son especies en peligro de extinción a nivel nacional y 37 a nivel europeo.

Las cuevas de Lastovo son el hogar de los murciélagos que en ellas encuentran refugios o lugares de reproducción, como por ejemplo Medjedina donde están 2 especies de murciélagos en peligro de extinción – el murciélago ratonero pardo (Myotis emarginatus) y el murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum). Las islas de Lastovo son un lugar de descanso importante para muchas aves migratorias y una zona de nidificación de la pardela mediterránea (Puffinus yelkouan) y la pardela cenicienta (Calonectris diomedea). En los grupos de islas Lastovnjaci y Vrhovnjaci anida cerca del 70% de la población croata de la gaviota de Audouin (Larus audouinii) que está en peligro a nivel global. En la zona del Parque de la naturaleza anidan muchas aves rapaces de las que destacan el halcón peregrino (Falco peregrinus) y el halcón de Eleonor (Falco Eleonorae).

Parque natural

El archipiélago de Lastovo “Lastovsko otocje” es el más reciente Parque Natural de Croacia

El archipiélago de Lastovo es el undécimo Parque Natural de Croacia. Su superficie total es 195,83 km2. De esta cantidad, la superficie continental es 52,71 km2, mientras que la superficie del mar es 143,12 km2. El Parque Natural abarca 44 islas, islotes, acantilados y arrecifes que conforman el municipio de Lastovo. Las islas más grandes de este grupo son Lastovo y Susac. Esta zona es una de las áreas maritimas más protegidas de todo el Adriático. Debido a sus valores y características, representa una “amplia, natural y parcialmente cultivada, zona continental y marítima que tiene los atributos ecológicos de importancia nacional e internacional, con pedagógicas y educativas, culturales e históricas, así como turísticas y recreativas valores”. Con su protección se conservará su patrimonio ambiental y los valores culturales, así como su diversidad biológica, incluyendo el mar y el lecho marino.

Flora y fauna de Korčula

MUNDO VEGETAL

Los bosques altos de Korčula están principalmente compuestos de pino de Alepo (pinus halepensis mill.), pino marítimo (pinus maritima), pino negro (pinus nigra), pino piñonero (pinus pinea l.) y encina (quercus illex l.).

Además de estos árboles en el bosque hay olivo salvaje (olea oleaster fiori), fresno de flor (fraxinus ornus l.), enebro rojo (juniperus oxycedrus l.), etc.

A lo largo de los pueblos y los senderos hay muchos árboles de ciprés (cypressus sempervirens l.).

La mayor parte de la superficie está cubierta de vegetación baja, también llamada “maquia“.
Entre arbustos de encina y enebro la maquia comprende también el madroño (arbutus unedo l.), el mirto (myrtus communis l.), el labiénago (phillyrea latifolia l.), el durillo (viburnus tinus l.), el brezo (erica arborea l.) y otras especies. En la maquia destaca el madroño con sus flores blancas y frutas rojas y dulces. Cerca de los pueblos y senderos y en los jardines hay árboles y arbustos de laurel (laurus nobilis l.).

Un gran valor tienen las plantas medicinales y aromáticas: la salvia, el romero, la mejorana, la menta y el orégano. Muchas hierbas salvajes como el cardillo, se recolectan, cocinan y comen sazonadas con aceite de oliva.
Por el gran valor de su madera antes se plantaba mucho la morera – la mora blanca y negra. En Blato es muy conocida la hilera de tilos.
En Korčula en la época contemporánea encontramos muchos árboles ornamentales, arbustos y flores, como palmeras, tarayes, adelfas, buganvilias, agaves, cactus etc.

EL MUNDO ANIMAL

Una particular riqueza del mundo animal de la isla son los coleópteros, los reptiles y las aves.
Entre los reptiles es particularmente interesante la serpiente más grande de Europa – la culebra esculape, protegida por la ley, no venenosa, a cuatro rayas y puede alcanzar hasta 3 metros de longitud.

Una atracción especial es el ophiosaurus – un lagarto con patas deformadas, tomado a veces por serpiente aunque sea un lagarto temeroso y útil para el hombre.

Hay muchas aves y los visitantes pueden disfrutar de su canto – de mirlos a ruiseñores – y de su vuelo sobre bosques densos y campos ricos.
Los grandes búhos reales viven en los bosques de pinos, entre los buitres aparecen a menudo los azores y los halcones.
Las gaviotas son una parte indispensable del paisaje de Korčula. En el período de las migraciones llegan en la isla bandadas de aves migratorias.

Entre los mamíferos, mangostas, mastas, comadrejas y conejos, particularmente interesante es el chacal – el último animal de esta especie (canis aureus).

Desde los principios de los años ochenta a las islas de Dalmacia llega nadando un gran número de jabalíes que antes nunca estaban en la isla.

Los animales domésticos utilizados para el trabajo son el asno y la mula y para tener la leche y la carne se crían las cabras y un número menor de ovejas y cerdos.

El mar alrededor de Korčula es rico en peces. Desde los barcos a menudo se pueden ver bancos de peces voladores.

La flora y la fauna de Neretva

La zona baja de Neretva es un ecosistema único y rico en varias especies de plantas y animales. El río, el mar y el carst actúan juntos creando las condiciones en las que muchas especies encontraron el hábitat ideal. Neretva es típica por esa gran variedad de hábitat compuesto de superficies de agua fluyente y estancada, orillas del río, cañaveral, prados húmedos, bosques de aliso y sauce, costa y todo tipo de hábitat creado por el hombre: campos, diques, canales, pueblos. Desafortunadamente, por las actividades del hombre, vastas superficies de pantanos hoy están más reducidas, rodeados de enormes superficies de terreno cultivado y poblado. De todos modos, a diferencia de otras zonas similares en el mundo, el factor antropogénico no ha puesto en peligro, de manera exagerada, el origen del valle. Así que hoy, aunque en un ámbito menor, el valle todavía sigue cuidando los tesoros naturales. La primera influencia humana es la vegetación forestal de los montes circundantes.

En la boca del río Neretva están ubicadas y muy bien desarrolladas las poblaciones de juncos marítimos y campos de sosa alacranera.

El agua salobre de Neretva es el requisito de la riqueza de las especies de peces que viven, comen y desovan en estos cauces. Aunque todos los ríos croatas de la cuenca adriática todavía hacen posible la supervivencia de muchas especies, Neretva ofrece un refugio a la mayoría de los peces de las aguas dulces y salobres. Las especies más comunes o más interesantes son varios tipos de mújol y, sobre todo, el anguila, un pez extraño en forma de serpiente con un ciclo biológico complicado. Más de dos mil años atrae el interés científico, de Aristóteles a Plinio, a través del joven Sigmund Freud hasta los biólogos contemporáneos. Se sabe que la anguila nace y muere en el mar pero vive en las aguas dulces de los ríos. Hay muchos secretos y dudas acerca de su ciclo de vida, pero una cosa es segura: es muy deliciosa. Lo mismo opinaba el escritor antiguo Ateneo que le cantó una oda en su “Banquete de los eruditos”.

La gran rana verde es uno de los numerosos anfibios. En realidad ella es un símbolo presente en toda la región. Su nombre aparece también en los nombres de los pueblos, de un (pequeño) monte, de las provincias históricas (Župa Žaba), pero a menudo la vamos a encontrar en la mesa como una especialidad gastronómica de la región. En la cazuela ella se convierte en un “extraño pariente cercano“ del anguila junto con la que hace una sopa especial de Neretva llamada “brujet o brodet“. Junto a esta rana verde la región está poblada de muchas especies de anfibios y reptiles (no comestibles): la culebra de collar, la culebra teselada, la serpiente de cristal, y la lagartija dálmata…

En las montañas circundantes viven muchos mamíferos. En el río Neretva vive la nutria rara en peligro de extinción. Además hay un grupo de mamíferos severamente protegidos al que pertenecen los lobos y los gatos salvajes.

En las aguas de la delta viven dieciséis especies de caracoles de agua dulce y algunas especies de cangrejos. Es lógico que en una zona tan pantanosa estén muchas especies de insectos, hasta 307. Hay más de 250 especies de mariposas.

En el Museo de Historia Natural de Metković se puede observar la riqueza de la flora y la fauna del valle del río Neretva

Parques forestales

Kolocep – Gornje celo

El bosque de pino carrasco con matorrales en la parte noroeste de la isla de Kolocep.

Kolocep – Donje celo

El bosque en la parte meridional de la isla de Kolocep se compone de matorrales a lo largo de la playa, con individualmente plantados árboles de especies exóticas (eucalipto, acacia).

Osjak

Una isleta en la bahía de Vela Luka, bosques de pino Alepo.

Orebic – cipreses “Pod Gospu”

Bosques de ciprés piramidales y pinos carrascos en una ladera junto al mar debajo del monasterio franciscano de la Asunción.

Korcula – Parque Hober

Justo al sur de la ciudad de Korcula está un bosque de pino de alepo, matorrales, así como los individualmente cultivados diferentes tipos de ciprés, piramidales y horizontales, cedro, abeto español y plantas de agave.

Predolac – Sibanica

Un bosque al este de Metkovic, un complejo protegido de pino carrasco y ciprés piramidales con elementos de matorrales. Vista del valle de Neretva.

Geomorfológicos monumentos

Spila Nakovana (Cueva)

Un insólito descubrimiento recientemente convertió la atención del público al patrimonio histórico de la península de Peljesac. Justo por encima de la aldea de Nakovana, en una cueva llamada “Spila”, los arqueólogos descubrieron y estudiaron los restos de un santuario ilirico que data del período helenístico (siglo IV – 1 antes de Cristo). La entrada al santuario fue cerrada por las piedras, y por lo tanto, era intacto desde que fue abandonado, hace dos mil años. Una vez que las piedras de la entrada se eliminaron, los arqueólogos podrían pasar por el estrecho y bajo pasillo y entrar en una gran sala de la cueva. En el suelo de la sala había miles fragmentos de vasos, jarras, platos y pequeña ánfora de fina cerámica. Estas preciosas y lujosas vajillas se elaboraron en los talleres de las colonias griegas en el sur de Italia y en el Adriático, así como en Grecia, y llegaron a peninsula ilirica Peljesac a través del comercio o por piratas. Prácticamente todas las vajillas se quedaron delante de un solo, 60 centímetros de alto estalagmita con forma fálica. Muchas vajillas para beber y servir los alimentos, los huesos de cabra y patas de cordero declaran el ritual de fiestas celebradas aquí. Los regalos votivos se dejaban debajo de los pies de la estalagmita, un notable símbolo de una criatura sobrehumana que fue venerado en la cueva. Sólo podemos adivinar de los atributos de esta “divinidad”, sin embargo, la propia forma de la estalagmita sugiere que este culto estaba vinculado con la fecundidad, la potencia o la fuerza y la valentía. En los ultimos inquietos siglos de pre-historia, estas fueron las características más apreciadas. La cueva cerca de Nakovana es el único bien conservado y completamente estudiado santuario ilirico del que sabemos. Este es también el único “sellado” sitio en Croacia descubierto por los arqueólogos, y no por los transeúntes, así que su potencial científica ha sido completamente conservada. Por esta razón, esperemos que el análisis de los hallazgos de la cueva, que actualmente están en proceso, nos dirá mucho acerca de los detalles de la vida espiritual de los ilirios y su paulatina convivencia con las civilizaciones clásicas del Mediterráneo.

Mociljska spilja(cueva)

Seca, horizontal cueva cerca del pueblo Podbrezje cerca de Dubrovnik

Sipun – cueva

Cueva cerca de Cavtat, interesante por su completamente ennegrecidas paredes, encontrados fragmentos de vajillas de cerámica. Dentro de la cueva hay un pequeño lago.

Raca – cueva

Cueva en la isla de Lastovo, sitio arqueológico.

Vela Spilja (Gran Cueva)

Cueva cerca de Vela Luka en la isla de Korcula.

Gromacka spilja (cueva)

Cueva con un pozo de entrada, desarollada red de túneles en varios niveles. Huellas de pisadas de los hombres peleoliticos.

Kočje

Inmediatamente en la entrada en Žrnovo en la dirección de Korčula, a la derecha, cuesta arriba, se separa una carretera hacia Brdo (0,5 km) – una parte del pueblo que se ancló entre altos acantilados y desde el cual se empieza a caminar hacia Kočje – paisaje protegido con interesantes rocas dolomíticas de formación cretácica (2,5 km).

Korčula es la isla croata más grande con el mayor número de bosques; el 61% de la superficie son los bosques. El resto de la superficie son olivares, viñas y otras culturas, y el suelo rocoso tiene menos de 5%.

El Parque Nacional de Mljet

El Parque Nacional de Mljet es el parque marítimo más antiguo de todo el Mediterráneo. Ocupa un tercio de la isla noroeste y se extiende en 5375 hectáreas de terreno protegido y mar circundante. Esta zona fue proclamada Parque Nacional en noviembre de 1960 y en 1997 fue añadida la parte marítima.

Recibió la función de parque nacional por su extraordinario patrimonio histórico-cultural que tiene origen en la época de los pueblos ilirios, del imperio romano y de la República de Ragusa pero por este título tiene que agradecer sobre todo a los lagos “salados“, al denso mundo vegetal y al aspecto panorámico único de la costa accidentada, acantilados, rocas y numerosas islas y una rica vegetación siempre verde de las montañas circundantes que se elevan abruptamente sobre la superficie del mar cubriendo numerosos campos cársticos y antiguos asentamientos de piedra.

La costa exterior, abierta hacia el mar meridional, es empinada y llena de cuevas derrumbadas, mientras que la parte que mira hacia el continente y la bora (el tipo de viento) es mucho más bajo y accesible. En los acantilados meridionales de la isla hay numerosas especies endémicas de plantas dálmatas, lideradas por una belleza extraordinaria – la centaurea ragusina, protegida por la ley.

En el suave paisaje cársico-mediterráneo, entretejido de una densa red de paseos pintorescos, se esconden dos particularidades naturales muy interesantes.

Una particularidad es el típico hábitat cárstico subterráneo – semicuevas, cuevas y cavernas, y la otra son los cuatro tipos de lagos, llamados lagos salados (“slatine“) o lagos pantanosos (“blatine“), en las islas croatas raramente aparecen lagos salobres con el fondo en el nivel del mar en los que el agua se sumerge y comunica con el mar.

Es fascinante el sistema de los lagos salados, un fenómeno geológico y oceanográfico único en el carst, importante no sólo en Croacia sino también en todo el mundo. El lago grande con una superficie de 145 hectáreas y una profundidad de 29 metros, con su belleza y con muchos secretos para descubrir, atrae por decenios a los naturalistas y a otros curiosos, sobre todo a los turistas atraídos por la naturaleza intacta.

En la parte hacia el mar abierto, en el estrecho apenas visible (el canal Soline) el mar entra en la isla, primero creando el Gran Lago y, luego, a través de un canal más estrecho, el Pequeño Lago. Aunque están creados por el agua del mar, desde el punto de vista del paisaje están considerados como lagos y por eso los habitantes los denominaron así.

En medio del Gran Lago hay una especificidad natural, cultural, histórica y turística – la pintoresca isla de Santa María con la iglesia y el monasterio benedictino que tienen origen en el siglo XII. Por su particular imagen estética y fuerte dimensión espiritual y cultural esta isla es una especie de símbolo de la isla y del Parque Nacional de Mljet. Los habitantes la conocen también por el nombre de Melita, denominada así por el homónimo hotel y restaurante que hace poco estaba ubicado en el antiguo edificio del monasterio.

Hay atracciones interesantes también fuera del parque nacional – en la parte centro-meridional de la costa de Mljet está ubicado el fenómeno geomorfológico de la Gruta (la cueva de Odiseo) – una cavidad cárstica cuyo techo se astilló así que de verdad parece una gruta o un pozo ancho. En su fondo está el mar porque la Gruta está conectada con el mar abierto a través de un túnel natural. A los lados del túnel están atracados algunos barcos pesqueros cuyos propietarios son habitantes del pueblo más grande en Mljet, el cercano Babino polje. Por su calado bajo estos barcos pueden zarpar sólo si el tiempo está tranquilo, lo mismo vale para la visita turística de la Gruta en la parte del mar. Eso es interesante porque probablemente justo aquí, después del naufragio en las rocas de la isla Ogigia, Odiseo miraba con tristeza y nostalgia por su hogar y Penélope el mar abierto por siete años y la hermosa ninfa Calipso, hija del dios Poseidón, miraba enamorada a Odiseo con mucha más tristeza.

La isla de Mljet es caracterizada por su desarrollada, rica, autóctona y salvaje vegetación boscosa que hace poco cubría las grandes superficies de las costas mediterráneas y hoy se conservó sólo parcialmente en su forma original. La densa vegetación de la isla, especialmente un tercio de la isla, denominado parque nacional, asignó a Mljet ya en la Antigüedad el atributo de “isla verde“.
El mérito, por el cual hoy aquí crecen cinco diferentes especies de bosques, se atribuye a los monjes benedictinos que, como señores feudales de Mljet, por siglos se ocupaban de la isla y hasta finales del siglo XVIII prohibían severamente la población de la zona occidental, justo aquella zona que hoy es la mayor parte del parque nacional.

Los restos del bosque mediterráneo, o sea del originario bosque de encina, hoy aparecen sólo en fragmentos pero están mayormente conservados como bosques de cultivos bajos en la zona del Valle Grande. En otras zonas este tipo de bosque es reemplazado en parte por la maquia, el olivo salvaje, la algarroba, el piño piñonero, el suelo rocoso y los vastos bosques de pino de Alepo salvaje de crecimiento rápido que con el tiempo tomó el liderazgo entre las especies vegetales de diferente sensibilidad. Además de los bosques, biológicamente son muy importantes otros tipos de hábitat: dunas litorales de arena, acantilados altos y abruptos, en la costa y en el interior de la isla, y numerosas rocas litorales.

Buceando hace cuarenta años el famoso oceanógrafo francés Jacques Cousteau declaró que aquella agua era una de las más limpias del mundo.

La visita al Parque Nacional de Mljet es posible en barco desde Dubrovnik y en barcos turísticos desde Korčula, Hvar y Split, que generalmente atracan en los puertos de Polače y Sobra. Los pueblos Polače y Pomena conectan los lagos y los senderos. Nadar, tomar el sol y pasear por los senderos alrededor de los lagos hasta las cimas de Montokuc favorecen una estancia agradable y durante un día bonito hay una vista hermosa de todo el parque nacional, sobre todo de Pelješac.

Para más información: http://np-mljet.hr/en/

Contacto

Tel: ++385 20 744 041
Fax: ++385 20 744 041
E-mail: np-mljet@np-mljet.hr
Web: www.np-mljet.hr
Address: Pristanište 2, 20226 Goveđari

El patrimonio natural de Mljet

La isla de Mljet está geográficamente ubicada en la parte meridional del Adriático y es una isla en el mar abierto, lo que determina su clima y su vegetación. Es conocida por su patrimonio natural: lagos, puertos naturales, fuentes de agua potable, lagos pantanosos, costas rocosas escarpadas, bosques preservados de encina y pino de Alepo, fondo marino rico, cuevas y bahías de arena. Por eso en 1960 la parte noroeste de la isla con 3000 hectáreas de superficie fue proclamada parque nacional. A este período pertenece la Institución Pública que se dedica al mantenimiento del patrimonio natural, a la protección de la naturaleza y toma medidas para la protección del medio ambiente. Se presta particular atención a la protección de los bosques contra los incendios. Gracias a esta protección sistemática la vegetación es protegida de la extinción y se garantizan las condiciones para la conservación de la biodiversidad.

La característica del relieve de la isla es Mljet son las montañas, la cumbre mayor Gran Ciudad, a una altura de 514 m, está ubicada en el centro de la isla. Algunas cadenas montañosas se extienden paralelamente a lo largo de la isla así que entre las elevaciones hay fértiles campos cársticos. Las rocas son de dolomita y caliza, la tierra es roja y marrón en la caliza. En la isla no hay suelo impermeable y por eso no hay flujos de agua, pero hay algunas fuentes de agua potable. En realidad, el Lago Grande y el Lago Pequeño en la parte noroeste de la isla son valles cársticos hundidos rellenos de mar. La costa de Mljet es particularmente accidentada; es rica de islas, bahías, rocas y puertos naturales.

Mljet pertenece a la zona climática mediterránea cuyo clima es clasificado como “Csa“ según Köppen, llamado también el clima de olivos. La comunidad de zona climática es Orno-Quercetum ilicis H-ić 58, el bosque de encina y fresno de flor. Además, se desarrollaron otras dos comunidades: Pinetum halepensis Anić 58, el bosque de pino de Alepo y Pinetum pineae Anić 59, el bosque de pino piñonero.

Las últimas investigaciones de la flora de Mljet se hicieron en 1980 por los profesores Ljerka Regula y Ljudevit Ilijanić (1984.) y por el profesor Ivo Trinajstić (1985.). En el libro del simposio, que tuvo lugar en Mljet en 1995, se publicó la obra de Zinka Parletić (1995.) sobre las especies de flora en peligro de extinción. El profesor Ivo Trinajstić (1995.) publicó la obra sobre la vegetación de Mljet. En la época moderna, en 2003 y 2004, las características de la vegetación de Saplunar fueron analizadas por los autores Alegro, Biljaković, Bogdanović i Boršić.

La fauna

El mundo animal es rico e interesante y todavía no ha sido completamente explorado.
Las serpientes son muy raras (casi no hay serpientes venenosas), sobre todo después de la llegada de la mangosta (Herpestes auropunctatus) en 1909. Después del repentino aumento inicial, la población de las mangostas entró en equilibrio con el ambiente. De los reptiles son muy comunes el lagarto verde (Lacerta viridis), el lagarto dálmata (Lacerta oxycephala), el lagarto común (Lacerta melisellensis) y la salamanquesa rosada (Hemidactilus turcicus).

Los mamíferos que viven aquí son: el ratón (Apodemus mystacinus), el erizo (Erinaceus europeus), varias especies de murciélago (Chiroptera), el lirón glis (Glis glis), la garduña (Martes foina) y la liebre común (Lepus europaeus). El gamo común (Dama dama) fue llevado a la isla después de la Segunda Guerra Mundial y, desde hace poco, el jabalí también (Sus scrofa).

El mundo de las aves es rico y diverso, sobre todo en el período de las migraciones. En los bosques de pinos y en la maquia viven los túrdidos (Turdidae), los páridos (Paridae), los reyezuelos (Regulidae), los sílvidos (Sylvidae), la abubilla (Upupa epops), la carraca europea (Coracias garrulus) etc. En invierno los campos y las valles están poblados de fringílidos (Fringilidae), aláudidos (Alaudidae) y motacílidos (Motacilidae). A lo largo de la costa, sobre todo en lagos pantanosos, viven: anátidas (Anatidae), podicipédidos (Podicipidae), ardeidas (Ardeidae) y escolopácidos (Scolopaeidae). Durante las migraciones se pueden encontrar los falcóndos (Falconidae), la paloma torcaz (Columba palumbus) y la paloma zurita (Columba oenas). En el territorio del Parque anida la paloma bravia (Columba livia) y una rara ave rapaz, el búho real (Bubo bubo).

El mar alrededor de la isla es caracterizado por una fauna bien preservada, típica del Adriático meridional

Neretva estuary

The last delta of Europe – richness at the Neretva estuary

In addition to the beautiful islands, mountains, karst and fertile hinterland, Dalmatia is proud of the latest Delta of Europe – Neretva river mouth.

The delta of the Neretva River, from Metković to the estuary on the north and northeast, is bordered by branches of the Dinaric Alps, and to the south by hills. To the west it is open to the sea and is under its constant influence. Precisely this brackish water is the right place for the growth of vegetation and fish fund. The wildlife is also diversified here – the last species of birds, which couldn’t be seen anywhere else in Europe, made their nests in this marsh area.

Climatic influences are very suitable for agriculture, for the famous Neretva tangerines and other citrus fruits, among which in the past years clementines have become increasingly popular, whereas at the beginning of the summer, it is all about peaches and nectarines. Precisely picking these cultures for years also represents a type of tourism that Neretvians have arranged for their guests. We must not forget hunting and fishing, which also brought many at the Neretva river delta… and after hunting and eels fishing, you can try preparing these delicacies, typical for this region.

In addition to these activities, even if you are not the athletic type, you will surely enjoy the photo safari through the backwaters of the river. A ride in the Neretva boat (you can paddle on your own, or choose a motor drive) through the vast backwaters, tributaries and lakes, finalized with occasional lunch at one of the many ranches (with an outdoor barbecue and homemade bread), will make one of the best memories. The Neretva River delta is a natural phenomenon, and a must-see!

Rača

Está ubicada en la parte sureste de la isla de Lastovo. Es un monumento de la naturaleza geomorfológico y protegido, y además es un yacimiento arqueológico. En esta cueva fueron encontrados los más antiguos restos de la vida, desde el Neolítico hasta la época romana. También fueron encontradas hojillas de afeitar de doble filo, de forma circular con la cruz grabada en el medio, y platos de egnatia que testimonian el contacto con la cultura griega.

La Cueva de Rača tiene una habitación aparentemente dividida en partes menores. Es larga 70 m y muy amplia. Es caracterizada por muchas estalagmitas, estalactitas y pilares de diferentes tamaños. Los habitantes dicen que se extiende hacia el mar.

Es la única cueva en Lastovo que se puede visitar sin miedo porque no es escarpada y lo único que se necesita es una lámpara.

Paisajes importantes

Kočje

Zona cerca de Žrnovo en la isla de Korčula. Tiene características geomorfológicas únicas, rocas enormes, abismos, semicuevas, cañones laberínticos. Está cubierto de viejos bosques de encina con malezas de arbustos perenne, helechos, musgos y líquenes.

El rio Dubrovnik

Valle fluvial inundado con acantilados escarpados altos de 600m. Tiene numerosas residencias de vacaciones y parques.

Saplunara

Ubicado sobre el suelo arenoso diluvial de la isla de Mljet, con maquia bien conservada y el bosque de pino (piño piñonero y pino de Alepo). La costa es accidentada con la famosa playa de arena Blaće.

Badija

La mayor isla en el archipiélago de la parte oriental de Korčula. La maquia densa, los pinos y el monasterio con la iglesia del siglo XV son sus principales valores.

Modro oko y el lago Desne

Esta zona es una de las más representativas del paisaje típico en el curso bajo del río Neretva. La caracterizan las depresiones cársticas inundadas de agua abundante y biotopos pantanosos.

Konavoski dvori

La zona de la fuente del río Ljuta en Konavle tiene un valor paisajístico e hidrológico, con una serie de molinos que representan el valor histórico-cultural.

Vela Luka – La isla de Proizd

La mejor playa del Adriático croata en el año 2007.

Reservas especiales

Pod Gredom

Reserva ornitológica

Restos de la zona pantanosa mediterránea en el curso bajo de Neretva, cerca del pueblo Vid. Es muy importante para las migraciones ya que las aves invernan ahí.

Prud

Reserva ornitológica

Restos de la zona pantanosa mediterránea en el curso bajo de Neretva, cerca del pueblo Prud. Es muy importante para las migraciones de las aves y para pasar el invierno.

Orepak

Reserva ornitológica

Restos de la zona pantanosa mediterránea en el curso bajo de Neretva. Es muy importante para las migraciones de las aves y para pasar el invierno.

Mrkan, Bobara i Supetar

Reserva ornitológica

Las islas cerca de Cavtat son lugar de anidamiento de la gaviota patiamarilla o gaviota del Cáucaso (Laurus Cachinnans).

La boca del río Neretva

Reserva ictiológica-ornitológica

Parte sureste de la delta del río Neretva, área de desove de numerosas especies de peces, importante para las migraciones, las aves invernan e incuban ahí. Esta localidad tiene un aspecto atractivo y es muy accesible a los turistas “simples“ gracias al sendero que lleva hasta la boca del río.

La bahía de Mali Ston

Reserva marina

Comprende todo el ambiente marino al sureste de la línea Sreser-Duba y la zona litoral circundante. El acuario tiene una alta producción biológica por las particulares características hidrográficas y la afluencia natural de la sal nutritiva desde el continente. Es conocida como área de cultivo de moluscos y centro gastronómico regional.

Lokrum

Reserva de vegetación boscosa

Isla cerca de Dubrovnik. Bosque de encina y maquia con pino de Alepo.

Elafiti

Sin contar el gran número de arrecifes, acantilados y rocas, el grupo de islas Elafiti está compuesto por ocho islas y cinco islas pequeñas, pero solo tres están habitadas: Koločep, Lopud y Šipan.

La isla más cercana a Dubrovnik es Koločep. En sus dos más grandes bahías están ubicados dos pueblos: Gornje Čelo y Donje Čelo.

Por el este y oeste la isla está cubierta de bosques de pino densos que bajan hacia las rocas del mar. El mar azul cristalino abunda en peces y mariscos. Antes los habitantes de Koločep eran los más famosos coraleros del Mediterráneo, hoy raramente los buscan buceando y lo hacen sólo por amor.
Las señales de la población centenaria desde la Antigüedad, son muchos monumentos, especialmente los restos de sarcófagos, esculturas de piedras, capillas e iglesias.

El primer encuentro con Kalamota, como se llama Koločep en Dubrovnik, no dejaa a uno indiferente. Aturde su silencio sordo, el perfume de las plantas mediterráneas y de los pinos, el mar azul que baña sus playas de arena.
En el medio está ubicado Lopud, isla de maravillosas playas de arena. El barco os va a llevar al pueblo homónimo desde el cual llegaréis paseando a la especial bahía de arena Šunj al otro lado de la isla. Šunj es una playa de arena famosa y está reservada para los nudistas.

La naturaleza no ha sido generosa solo hacia Lopud. Por toda la isla hay fortalezas, iglesias, residencias de vacaciones y monasterios ricos de obras artísticas de valor.

No os olvidéis de dar un paseo relajante hasta el Cabo Benešin al anochecer, mientras el sol cala en el mar, y de visitar la singular instalación luminosa, el pabellón artístico Your Black Horizon (www.tba21.org , www.tba21-croatia.org ) que, situado en el rico patrimonio renacentista de Lopud y en la naturaleza intacta, regala al paisaje una nueva importancia.

La isla más grande y más habitada es Šipan, isla rica de viñas y olivares. Los dos pueblos principales son Šipanska luka y Suđurađ. En la parte interior de la isla hay muchos refugios y ancladeros naturales de indescriptible belleza donde las ramas de los pinos tocan la superficie del mar.

En este pequeño lugar hay muchos monumentos, más de treinta iglesias, algunos monasterios y cerca de sesenta residencias de vacaciones en estilo gótico-renacentista.

Los habitantes de la isla son famosos por su hospitalidad. Con mucho gusto os van a llevar al campo o a pescar, ofrecer comidas saludables y gotas doradas de sus viñas fértiles.
Hasta las islas Elafiti se puede llegar en barco desde el puerto Gruž, varias veces al día o como participante de excursiones organizadas por agencias turísticas de Dubrovnik.

Jadrolinija
Obala Stjepana Radića 40
Tel: +385 20 418 000
Fax: +385 20 418 111
www.jadrolinija.hr

Lopud Tourist Information Office
Obala Iva Kuljevana 12
Tel: +385 20 759 086

Šipan Tourist Information Office
Tel: +385 20 758 084

Arboretum

Arboretum

Trsteno

Este es el jardín renacentista más antiguo de Dalmacia (según una inscripción de 1502), y hoy es el único arboreto en toda la parte mediterránea de Croacia. Es rico en plantas exóticas, y en la plaza delante del “arboretum” están dos enormes árboles – viejos más de 400 años, únicos ejemplos de esta especie en Europa. Al final del siglo XV, Ivan Gucetic construyó aquí una residencia de verano en el estilo gótico renacentista, con una capilla y el jardín (1494 – 1502). La villa fue reconstruida tras el terremoto de 1667. El arboreto con su vegetación exótica (gigantes árboles, palmeras, eucaliptos, y alcanfor) está decorado con columnas de piedra. En 1736, se añadió la barroca fuente de Neptuno y la ninfas.

Baćina

Baćina

El pueblo Baćina está situado en el sur de Croacia en la región Dubrovacko-neretvanska. Es área de 2,5 kilómetros al oeste de la ciudad de Ploce, situada a lo largo de las laderas de la montaña de Dubrovnik y está exactamente en la mitad de camino entre Split y Dubrovnik, en la carretera principal de la costa. Los lagos de Baćina (Baćinska jezera) están situados cerca de la ciudad de Baćina. Se trata de una serie de seis lagos conectados y uno separado: Ocusa, Crnisevo, Podgora, Sladinac, Vrbnik, Sipak y Plitko jezero. Sus profundidades varían entre 5 a 35 metros. Agua de los lagos es dulce, pero hay fuentes que son directamente relacionadas con el mar. Los lagos son el resultado de la criptodepresion. Del campo de Vrgorac hasta los lagos de Bacina fue cavado el túnel de 2 km de largura para drenar el exceso de agua de los campos de Vrgorac y Stasevac para evitar inundaciones.

Las cuevas de Mljet

Las cuevas de Mljet

GRUTA (Cueva)

En la parte centro-meridional de la costa de Mljet está ubicado el fenómeno geomorfológico Gruta (la cueva de Odiseo) – una cavidad cárstica cuyo techo se astilló así que de verdad parece una gruta o un pozo ancho. En su fondo está el mar porque la Gruta está conectada con el mar abierto a través de un túnel natural. A los lados del túnel están atracados algunos barcos pesqueros cuyos propietarios son habitantes del pueblo más grande en Mljet, el cercano Babino polje. Por su calado bajo estos barcos pueden zarpar sólo si el tiempo está tranquilo, lo mismo vale para la visita turística de la Gruta en la parte del mar. Eso es interesante porque probablemente justo aquí, después del naufragio en las rocas de la isla Ogigia, Odiseo miraba con tristeza y nostalgia por su hogar y Penelope el mar abierto por siete años y la hermosa ninfa Calipso, hija del dios Poseidón, miraba enamorada a Odiseo con mucha más tristeza.

RIKAVICA

El litoral de la isla, con sus numerosos cabos, bahías, rocas y rocas submarinas, es un buen ejemplo de movimiento positivo de la línea litoral en la época postdiluvial.

Una de las típicas formas litorales es la cueva Rikavica, ubicada en la parte centro-meridional de la isla, a 2 km de distancia de Babino Polje. En realidad, Rikavica es una cueva de la época continental, creada por la erosión cárstica y, luego, inundada y parcialmente preformada por la erosión.

En los meses de verano los habitantes la usaban como refugio para los barcos pescaderos, pero también como fuente inagotable de agua potable cuando en la isla todavía no habían creado suficientes cisternas para el agua de lluvia.

Rikavica tomó el nombre del sonido producido por el aire comprimido en los huecos de la cueva, empujado con la fuerza de las olas a través de las grietas en la parte superior de la cueva. De este modo se produce un rumor parecido a los truenos que se oye desde el cercano pueblo de Babino Polje sobre todo por la noche.

Ecología

Ecología

Ecológicamente, toda la región es muy valiosa y se presta mucha atención a la conservación de la naturaleza y su limpieza. De acuerdo con las afirmaciones formuladas en 1978 por el famoso explorador Jean-Jacques Cousteau, Dubrovnik y sus alrededores tienen el mar más limpio en todo el Mediterráneo.

Según las estimaciones del equipo de evaluación de la Fundación Europea para la Educación Ambiental, el puerto de Miho Pracat fue premiado con una “Bandera Azul”. La “Bandera Azul” simboliza un medio ambiente bien conservado, seguro y cómodo, adecuado para descanso, recreación y deporte.

Tener la bandera azul para las playas y puertos significa superior promoción del turismo, que se basa en la alta calidad de servicio, la limpieza del mar y litoral y la ordenación e instalaciones del medio ambiente (las playas y el mar).

Flora y fauna

Flora y fauna

La combinación de exubernacia natural y una actitud activa de la población a través de los siglos han hecho de esta región una excepción en el sentido de la riqueza, belleza y exuberancia de la vegetación. Además de las especies autóctonas de plantas del Mediterráneo, esta región es abundante en varios subtropicales y continentales especies de flora, que se cultiva en numerosos jardines entre las casas de verano de Dubrovnik disipadas en toda la costa de Dubrovnik y en las islas. Esta región recibe un encanto particular de las numerosas plantaciones de árboles de limón, naranja y varios árboles palmeras y plantas de agave, además de bosques de pino carrasco y encina, y varias especies de Macchia (árbol de fresa, el brezo y retama español). El mar es rico en flora y fauna. No son abundantes las colonias de algas marrónes, verdes y rojas. De muchas especies de animales que se pueden encontrar en o cerca del fondo del mar, la mayoría pasa la mayor parte de su vida entre las algas, mientras que otros prefieren las rocas acantiladas y otros aún viven ocultos entre las grietas en la piedra caliza o acantilados. En la exuberancia de algas se puede encontrar muchas especies de peces en busca de un sabroso bocado: mújol, dorada, comber y besugo. Especies de peces que viven en el mar de fondo rocoso son la lubina, dentón, rojo rascaso y otros. Varias especies de cangrejos y el pulpo se pueden encontrar escondidos entre las rocas en el fondo del mar. Aquí se puede encontrar también muchos mariscos, ostras y mejillones. También en este ambiente los más buscados son los residentes del sur del Mar Adriático: la langosta, bogavante y grandes cangrejos.

La región tiene un gran número de áreas naturales protegidas dentro de su territorio. Del total de 95 valiosos objetos naturales, 38 están registrados y se han hecho propuestas para proteger a los otros 57. Sólo recientemente, los científicos del Laboratorio de Dubrovnik, del Instituto de Oceanografía y Pesca de Split descubrieron una especie previamente desconocida de medusa en las aguas del Malo Jezero (Lago Pequeño), en el Parque Nacional de Mljet. Esta especie de medusa, que mide 55 centímetros de diámetro, se estima en 26 millones de años.

La flora y la fauna de Lastovo

La flora y la fauna de Lastovo

Las islas de Lastovo son una de las zonas botánicas más ricas y más conservadas del Mediterráneo. La composición de la flora de la isla de Lastovo es determinada por la soledad del mar abierto, mucha luz del sol y la humedad de la noche y, sobre todo, el suelo profundo de Lastovo. De las 810 especies hasta ahora registradas, se pueden encontrar especies en peligro de extinción, especies extintas en otros lugares, especies endémicas y estenoicas.

La flora de la isla Sušac nació por la escasez de agua en el suelo árido y por la constante exposición a los fuertes vientos meridionales. Esta flora específica consta de 278 especies vegetales y de las ocho especies endémicas podemos destacar “Brassica cazzae“ que crece en las grietas de las rocas a lo largo y cerca de la costa. Cerca del 70% de la superficie de la isla está cubierta de bosques y por eso Lastovo y Mljet son las islas con más bosques en todas las islas croatas. Generalmente cubierta de maquia – el más hermoso árbol es el madroño (Arbutus unedo), pero son también importantes la encina (Quercus ilex) y el pino de Alepo (Pinus halepensis). Debajo de la cobertura de bosques están los hongos. Las casas de Lastovo están decoradas con plantas mediterráneas: la almendra, el limón, la naranja, la palmera y la algarroba. Este clima favorece el crecimiento de plantas medicinales como la salvia, la menta, la milenrama, el romero, la lavanda, el hinojo y la manzanilla. De las plantas cultivadas dominan la vid y las olivas. El mundo de los animales en la isla es también muy rico. Hasta ahora han sido registradas 175 especies de vertebrados, de los que 71 son especies en peligro de extinción a nivel nacional y 37 a nivel europeo.

Las cuevas de Lastovo son el hogar de los murciélagos que en ellas encuentran refugios o lugares de reproducción, como por ejemplo Medjedina donde están 2 especies de murciélagos en peligro de extinción – el murciélago ratonero pardo (Myotis emarginatus) y el murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum). Las islas de Lastovo son un lugar de descanso importante para muchas aves migratorias y una zona de nidificación de la pardela mediterránea (Puffinus yelkouan) y la pardela cenicienta (Calonectris diomedea). En los grupos de islas Lastovnjaci y Vrhovnjaci anida cerca del 70% de la población croata de la gaviota de Audouin (Larus audouinii) que está en peligro a nivel global. En la zona del Parque de la naturaleza anidan muchas aves rapaces de las que destacan el halcón peregrino (Falco peregrinus) y el halcón de Eleonor (Falco Eleonorae).

Parque natural

Parque natural

El archipiélago de Lastovo “Lastovsko otocje” es el más reciente Parque Natural de Croacia

El archipiélago de Lastovo es el undécimo Parque Natural de Croacia. Su superficie total es 195,83 km2. De esta cantidad, la superficie continental es 52,71 km2, mientras que la superficie del mar es 143,12 km2. El Parque Natural abarca 44 islas, islotes, acantilados y arrecifes que conforman el municipio de Lastovo. Las islas más grandes de este grupo son Lastovo y Susac. Esta zona es una de las áreas maritimas más protegidas de todo el Adriático. Debido a sus valores y características, representa una “amplia, natural y parcialmente cultivada, zona continental y marítima que tiene los atributos ecológicos de importancia nacional e internacional, con pedagógicas y educativas, culturales e históricas, así como turísticas y recreativas valores”. Con su protección se conservará su patrimonio ambiental y los valores culturales, así como su diversidad biológica, incluyendo el mar y el lecho marino.

Flora y fauna de Korčula

Flora y fauna de Korčula

MUNDO VEGETAL

Los bosques altos de Korčula están principalmente compuestos de pino de Alepo (pinus halepensis mill.), pino marítimo (pinus maritima), pino negro (pinus nigra), pino piñonero (pinus pinea l.) y encina (quercus illex l.).

Además de estos árboles en el bosque hay olivo salvaje (olea oleaster fiori), fresno de flor (fraxinus ornus l.), enebro rojo (juniperus oxycedrus l.), etc.

A lo largo de los pueblos y los senderos hay muchos árboles de ciprés (cypressus sempervirens l.).

La mayor parte de la superficie está cubierta de vegetación baja, también llamada “maquia“.
Entre arbustos de encina y enebro la maquia comprende también el madroño (arbutus unedo l.), el mirto (myrtus communis l.), el labiénago (phillyrea latifolia l.), el durillo (viburnus tinus l.), el brezo (erica arborea l.) y otras especies. En la maquia destaca el madroño con sus flores blancas y frutas rojas y dulces. Cerca de los pueblos y senderos y en los jardines hay árboles y arbustos de laurel (laurus nobilis l.).

Un gran valor tienen las plantas medicinales y aromáticas: la salvia, el romero, la mejorana, la menta y el orégano. Muchas hierbas salvajes como el cardillo, se recolectan, cocinan y comen sazonadas con aceite de oliva.
Por el gran valor de su madera antes se plantaba mucho la morera – la mora blanca y negra. En Blato es muy conocida la hilera de tilos.
En Korčula en la época contemporánea encontramos muchos árboles ornamentales, arbustos y flores, como palmeras, tarayes, adelfas, buganvilias, agaves, cactus etc.

EL MUNDO ANIMAL

Una particular riqueza del mundo animal de la isla son los coleópteros, los reptiles y las aves.
Entre los reptiles es particularmente interesante la serpiente más grande de Europa – la culebra esculape, protegida por la ley, no venenosa, a cuatro rayas y puede alcanzar hasta 3 metros de longitud.

Una atracción especial es el ophiosaurus – un lagarto con patas deformadas, tomado a veces por serpiente aunque sea un lagarto temeroso y útil para el hombre.

Hay muchas aves y los visitantes pueden disfrutar de su canto – de mirlos a ruiseñores – y de su vuelo sobre bosques densos y campos ricos.
Los grandes búhos reales viven en los bosques de pinos, entre los buitres aparecen a menudo los azores y los halcones.
Las gaviotas son una parte indispensable del paisaje de Korčula. En el período de las migraciones llegan en la isla bandadas de aves migratorias.

Entre los mamíferos, mangostas, mastas, comadrejas y conejos, particularmente interesante es el chacal – el último animal de esta especie (canis aureus).

Desde los principios de los años ochenta a las islas de Dalmacia llega nadando un gran número de jabalíes que antes nunca estaban en la isla.

Los animales domésticos utilizados para el trabajo son el asno y la mula y para tener la leche y la carne se crían las cabras y un número menor de ovejas y cerdos.

El mar alrededor de Korčula es rico en peces. Desde los barcos a menudo se pueden ver bancos de peces voladores.

La flora y la fauna de Neretva

La flora y la fauna de Neretva

La zona baja de Neretva es un ecosistema único y rico en varias especies de plantas y animales. El río, el mar y el carst actúan juntos creando las condiciones en las que muchas especies encontraron el hábitat ideal. Neretva es típica por esa gran variedad de hábitat compuesto de superficies de agua fluyente y estancada, orillas del río, cañaveral, prados húmedos, bosques de aliso y sauce, costa y todo tipo de hábitat creado por el hombre: campos, diques, canales, pueblos. Desafortunadamente, por las actividades del hombre, vastas superficies de pantanos hoy están más reducidas, rodeados de enormes superficies de terreno cultivado y poblado. De todos modos, a diferencia de otras zonas similares en el mundo, el factor antropogénico no ha puesto en peligro, de manera exagerada, el origen del valle. Así que hoy, aunque en un ámbito menor, el valle todavía sigue cuidando los tesoros naturales. La primera influencia humana es la vegetación forestal de los montes circundantes.

En la boca del río Neretva están ubicadas y muy bien desarrolladas las poblaciones de juncos marítimos y campos de sosa alacranera.

El agua salobre de Neretva es el requisito de la riqueza de las especies de peces que viven, comen y desovan en estos cauces. Aunque todos los ríos croatas de la cuenca adriática todavía hacen posible la supervivencia de muchas especies, Neretva ofrece un refugio a la mayoría de los peces de las aguas dulces y salobres. Las especies más comunes o más interesantes son varios tipos de mújol y, sobre todo, el anguila, un pez extraño en forma de serpiente con un ciclo biológico complicado. Más de dos mil años atrae el interés científico, de Aristóteles a Plinio, a través del joven Sigmund Freud hasta los biólogos contemporáneos. Se sabe que la anguila nace y muere en el mar pero vive en las aguas dulces de los ríos. Hay muchos secretos y dudas acerca de su ciclo de vida, pero una cosa es segura: es muy deliciosa. Lo mismo opinaba el escritor antiguo Ateneo que le cantó una oda en su “Banquete de los eruditos”.

La gran rana verde es uno de los numerosos anfibios. En realidad ella es un símbolo presente en toda la región. Su nombre aparece también en los nombres de los pueblos, de un (pequeño) monte, de las provincias históricas (Župa Žaba), pero a menudo la vamos a encontrar en la mesa como una especialidad gastronómica de la región. En la cazuela ella se convierte en un “extraño pariente cercano“ del anguila junto con la que hace una sopa especial de Neretva llamada “brujet o brodet“. Junto a esta rana verde la región está poblada de muchas especies de anfibios y reptiles (no comestibles): la culebra de collar, la culebra teselada, la serpiente de cristal, y la lagartija dálmata…

En las montañas circundantes viven muchos mamíferos. En el río Neretva vive la nutria rara en peligro de extinción. Además hay un grupo de mamíferos severamente protegidos al que pertenecen los lobos y los gatos salvajes.

En las aguas de la delta viven dieciséis especies de caracoles de agua dulce y algunas especies de cangrejos. Es lógico que en una zona tan pantanosa estén muchas especies de insectos, hasta 307. Hay más de 250 especies de mariposas.

En el Museo de Historia Natural de Metković se puede observar la riqueza de la flora y la fauna del valle del río Neretva

Parques forestales

Parques forestales

Kolocep – Gornje celo

El bosque de pino carrasco con matorrales en la parte noroeste de la isla de Kolocep.

Kolocep – Donje celo

El bosque en la parte meridional de la isla de Kolocep se compone de matorrales a lo largo de la playa, con individualmente plantados árboles de especies exóticas (eucalipto, acacia).

Osjak

Una isleta en la bahía de Vela Luka, bosques de pino Alepo.

Orebic – cipreses “Pod Gospu”

Bosques de ciprés piramidales y pinos carrascos en una ladera junto al mar debajo del monasterio franciscano de la Asunción.

Korcula – Parque Hober

Justo al sur de la ciudad de Korcula está un bosque de pino de alepo, matorrales, así como los individualmente cultivados diferentes tipos de ciprés, piramidales y horizontales, cedro, abeto español y plantas de agave.

Predolac – Sibanica

Un bosque al este de Metkovic, un complejo protegido de pino carrasco y ciprés piramidales con elementos de matorrales. Vista del valle de Neretva.

Geomorfológicos monumentos

Geomorfológicos monumentos

Spila Nakovana (Cueva)

Un insólito descubrimiento recientemente convertió la atención del público al patrimonio histórico de la península de Peljesac. Justo por encima de la aldea de Nakovana, en una cueva llamada “Spila”, los arqueólogos descubrieron y estudiaron los restos de un santuario ilirico que data del período helenístico (siglo IV – 1 antes de Cristo). La entrada al santuario fue cerrada por las piedras, y por lo tanto, era intacto desde que fue abandonado, hace dos mil años. Una vez que las piedras de la entrada se eliminaron, los arqueólogos podrían pasar por el estrecho y bajo pasillo y entrar en una gran sala de la cueva. En el suelo de la sala había miles fragmentos de vasos, jarras, platos y pequeña ánfora de fina cerámica. Estas preciosas y lujosas vajillas se elaboraron en los talleres de las colonias griegas en el sur de Italia y en el Adriático, así como en Grecia, y llegaron a peninsula ilirica Peljesac a través del comercio o por piratas. Prácticamente todas las vajillas se quedaron delante de un solo, 60 centímetros de alto estalagmita con forma fálica. Muchas vajillas para beber y servir los alimentos, los huesos de cabra y patas de cordero declaran el ritual de fiestas celebradas aquí. Los regalos votivos se dejaban debajo de los pies de la estalagmita, un notable símbolo de una criatura sobrehumana que fue venerado en la cueva. Sólo podemos adivinar de los atributos de esta “divinidad”, sin embargo, la propia forma de la estalagmita sugiere que este culto estaba vinculado con la fecundidad, la potencia o la fuerza y la valentía. En los ultimos inquietos siglos de pre-historia, estas fueron las características más apreciadas. La cueva cerca de Nakovana es el único bien conservado y completamente estudiado santuario ilirico del que sabemos. Este es también el único “sellado” sitio en Croacia descubierto por los arqueólogos, y no por los transeúntes, así que su potencial científica ha sido completamente conservada. Por esta razón, esperemos que el análisis de los hallazgos de la cueva, que actualmente están en proceso, nos dirá mucho acerca de los detalles de la vida espiritual de los ilirios y su paulatina convivencia con las civilizaciones clásicas del Mediterráneo.

Mociljska spilja(cueva)

Seca, horizontal cueva cerca del pueblo Podbrezje cerca de Dubrovnik

Sipun – cueva

Cueva cerca de Cavtat, interesante por su completamente ennegrecidas paredes, encontrados fragmentos de vajillas de cerámica. Dentro de la cueva hay un pequeño lago.

Raca – cueva

Cueva en la isla de Lastovo, sitio arqueológico.

Vela Spilja (Gran Cueva)

Cueva cerca de Vela Luka en la isla de Korcula.

Gromacka spilja (cueva)

Cueva con un pozo de entrada, desarollada red de túneles en varios niveles. Huellas de pisadas de los hombres peleoliticos.

Kočje

Kočje

Inmediatamente en la entrada en Žrnovo en la dirección de Korčula, a la derecha, cuesta arriba, se separa una carretera hacia Brdo (0,5 km) – una parte del pueblo que se ancló entre altos acantilados y desde el cual se empieza a caminar hacia Kočje – paisaje protegido con interesantes rocas dolomíticas de formación cretácica (2,5 km).

Korčula es la isla croata más grande con el mayor número de bosques; el 61% de la superficie son los bosques. El resto de la superficie son olivares, viñas y otras culturas, y el suelo rocoso tiene menos de 5%.

El Parque Nacional de Mljet

El Parque Nacional de Mljet

El Parque Nacional de Mljet es el parque marítimo más antiguo de todo el Mediterráneo. Ocupa un tercio de la isla noroeste y se extiende en 5375 hectáreas de terreno protegido y mar circundante. Esta zona fue proclamada Parque Nacional en noviembre de 1960 y en 1997 fue añadida la parte marítima.

Recibió la función de parque nacional por su extraordinario patrimonio histórico-cultural que tiene origen en la época de los pueblos ilirios, del imperio romano y de la República de Ragusa pero por este título tiene que agradecer sobre todo a los lagos “salados“, al denso mundo vegetal y al aspecto panorámico único de la costa accidentada, acantilados, rocas y numerosas islas y una rica vegetación siempre verde de las montañas circundantes que se elevan abruptamente sobre la superficie del mar cubriendo numerosos campos cársticos y antiguos asentamientos de piedra.

La costa exterior, abierta hacia el mar meridional, es empinada y llena de cuevas derrumbadas, mientras que la parte que mira hacia el continente y la bora (el tipo de viento) es mucho más bajo y accesible. En los acantilados meridionales de la isla hay numerosas especies endémicas de plantas dálmatas, lideradas por una belleza extraordinaria – la centaurea ragusina, protegida por la ley.

En el suave paisaje cársico-mediterráneo, entretejido de una densa red de paseos pintorescos, se esconden dos particularidades naturales muy interesantes.

Una particularidad es el típico hábitat cárstico subterráneo – semicuevas, cuevas y cavernas, y la otra son los cuatro tipos de lagos, llamados lagos salados (“slatine“) o lagos pantanosos (“blatine“), en las islas croatas raramente aparecen lagos salobres con el fondo en el nivel del mar en los que el agua se sumerge y comunica con el mar.

Es fascinante el sistema de los lagos salados, un fenómeno geológico y oceanográfico único en el carst, importante no sólo en Croacia sino también en todo el mundo. El lago grande con una superficie de 145 hectáreas y una profundidad de 29 metros, con su belleza y con muchos secretos para descubrir, atrae por decenios a los naturalistas y a otros curiosos, sobre todo a los turistas atraídos por la naturaleza intacta.

En la parte hacia el mar abierto, en el estrecho apenas visible (el canal Soline) el mar entra en la isla, primero creando el Gran Lago y, luego, a través de un canal más estrecho, el Pequeño Lago. Aunque están creados por el agua del mar, desde el punto de vista del paisaje están considerados como lagos y por eso los habitantes los denominaron así.

En medio del Gran Lago hay una especificidad natural, cultural, histórica y turística – la pintoresca isla de Santa María con la iglesia y el monasterio benedictino que tienen origen en el siglo XII. Por su particular imagen estética y fuerte dimensión espiritual y cultural esta isla es una especie de símbolo de la isla y del Parque Nacional de Mljet. Los habitantes la conocen también por el nombre de Melita, denominada así por el homónimo hotel y restaurante que hace poco estaba ubicado en el antiguo edificio del monasterio.

Hay atracciones interesantes también fuera del parque nacional – en la parte centro-meridional de la costa de Mljet está ubicado el fenómeno geomorfológico de la Gruta (la cueva de Odiseo) – una cavidad cárstica cuyo techo se astilló así que de verdad parece una gruta o un pozo ancho. En su fondo está el mar porque la Gruta está conectada con el mar abierto a través de un túnel natural. A los lados del túnel están atracados algunos barcos pesqueros cuyos propietarios son habitantes del pueblo más grande en Mljet, el cercano Babino polje. Por su calado bajo estos barcos pueden zarpar sólo si el tiempo está tranquilo, lo mismo vale para la visita turística de la Gruta en la parte del mar. Eso es interesante porque probablemente justo aquí, después del naufragio en las rocas de la isla Ogigia, Odiseo miraba con tristeza y nostalgia por su hogar y Penélope el mar abierto por siete años y la hermosa ninfa Calipso, hija del dios Poseidón, miraba enamorada a Odiseo con mucha más tristeza.

La isla de Mljet es caracterizada por su desarrollada, rica, autóctona y salvaje vegetación boscosa que hace poco cubría las grandes superficies de las costas mediterráneas y hoy se conservó sólo parcialmente en su forma original. La densa vegetación de la isla, especialmente un tercio de la isla, denominado parque nacional, asignó a Mljet ya en la Antigüedad el atributo de “isla verde“.
El mérito, por el cual hoy aquí crecen cinco diferentes especies de bosques, se atribuye a los monjes benedictinos que, como señores feudales de Mljet, por siglos se ocupaban de la isla y hasta finales del siglo XVIII prohibían severamente la población de la zona occidental, justo aquella zona que hoy es la mayor parte del parque nacional.

Los restos del bosque mediterráneo, o sea del originario bosque de encina, hoy aparecen sólo en fragmentos pero están mayormente conservados como bosques de cultivos bajos en la zona del Valle Grande. En otras zonas este tipo de bosque es reemplazado en parte por la maquia, el olivo salvaje, la algarroba, el piño piñonero, el suelo rocoso y los vastos bosques de pino de Alepo salvaje de crecimiento rápido que con el tiempo tomó el liderazgo entre las especies vegetales de diferente sensibilidad. Además de los bosques, biológicamente son muy importantes otros tipos de hábitat: dunas litorales de arena, acantilados altos y abruptos, en la costa y en el interior de la isla, y numerosas rocas litorales.

Buceando hace cuarenta años el famoso oceanógrafo francés Jacques Cousteau declaró que aquella agua era una de las más limpias del mundo.

La visita al Parque Nacional de Mljet es posible en barco desde Dubrovnik y en barcos turísticos desde Korčula, Hvar y Split, que generalmente atracan en los puertos de Polače y Sobra. Los pueblos Polače y Pomena conectan los lagos y los senderos. Nadar, tomar el sol y pasear por los senderos alrededor de los lagos hasta las cimas de Montokuc favorecen una estancia agradable y durante un día bonito hay una vista hermosa de todo el parque nacional, sobre todo de Pelješac.

Para más información: http://np-mljet.hr/en/

Contacto

Tel: ++385 20 744 041
Fax: ++385 20 744 041
E-mail: np-mljet@np-mljet.hr
Web: www.np-mljet.hr
Address: Pristanište 2, 20226 Goveđari

El patrimonio natural de Mljet

El patrimonio natural de Mljet

La isla de Mljet está geográficamente ubicada en la parte meridional del Adriático y es una isla en el mar abierto, lo que determina su clima y su vegetación. Es conocida por su patrimonio natural: lagos, puertos naturales, fuentes de agua potable, lagos pantanosos, costas rocosas escarpadas, bosques preservados de encina y pino de Alepo, fondo marino rico, cuevas y bahías de arena. Por eso en 1960 la parte noroeste de la isla con 3000 hectáreas de superficie fue proclamada parque nacional. A este período pertenece la Institución Pública que se dedica al mantenimiento del patrimonio natural, a la protección de la naturaleza y toma medidas para la protección del medio ambiente. Se presta particular atención a la protección de los bosques contra los incendios. Gracias a esta protección sistemática la vegetación es protegida de la extinción y se garantizan las condiciones para la conservación de la biodiversidad.

La característica del relieve de la isla es Mljet son las montañas, la cumbre mayor Gran Ciudad, a una altura de 514 m, está ubicada en el centro de la isla. Algunas cadenas montañosas se extienden paralelamente a lo largo de la isla así que entre las elevaciones hay fértiles campos cársticos. Las rocas son de dolomita y caliza, la tierra es roja y marrón en la caliza. En la isla no hay suelo impermeable y por eso no hay flujos de agua, pero hay algunas fuentes de agua potable. En realidad, el Lago Grande y el Lago Pequeño en la parte noroeste de la isla son valles cársticos hundidos rellenos de mar. La costa de Mljet es particularmente accidentada; es rica de islas, bahías, rocas y puertos naturales.

Mljet pertenece a la zona climática mediterránea cuyo clima es clasificado como “Csa“ según Köppen, llamado también el clima de olivos. La comunidad de zona climática es Orno-Quercetum ilicis H-ić 58, el bosque de encina y fresno de flor. Además, se desarrollaron otras dos comunidades: Pinetum halepensis Anić 58, el bosque de pino de Alepo y Pinetum pineae Anić 59, el bosque de pino piñonero.

Las últimas investigaciones de la flora de Mljet se hicieron en 1980 por los profesores Ljerka Regula y Ljudevit Ilijanić (1984.) y por el profesor Ivo Trinajstić (1985.). En el libro del simposio, que tuvo lugar en Mljet en 1995, se publicó la obra de Zinka Parletić (1995.) sobre las especies de flora en peligro de extinción. El profesor Ivo Trinajstić (1995.) publicó la obra sobre la vegetación de Mljet. En la época moderna, en 2003 y 2004, las características de la vegetación de Saplunar fueron analizadas por los autores Alegro, Biljaković, Bogdanović i Boršić.

La fauna

El mundo animal es rico e interesante y todavía no ha sido completamente explorado.
Las serpientes son muy raras (casi no hay serpientes venenosas), sobre todo después de la llegada de la mangosta (Herpestes auropunctatus) en 1909. Después del repentino aumento inicial, la población de las mangostas entró en equilibrio con el ambiente. De los reptiles son muy comunes el lagarto verde (Lacerta viridis), el lagarto dálmata (Lacerta oxycephala), el lagarto común (Lacerta melisellensis) y la salamanquesa rosada (Hemidactilus turcicus).

Los mamíferos que viven aquí son: el ratón (Apodemus mystacinus), el erizo (Erinaceus europeus), varias especies de murciélago (Chiroptera), el lirón glis (Glis glis), la garduña (Martes foina) y la liebre común (Lepus europaeus). El gamo común (Dama dama) fue llevado a la isla después de la Segunda Guerra Mundial y, desde hace poco, el jabalí también (Sus scrofa).

El mundo de las aves es rico y diverso, sobre todo en el período de las migraciones. En los bosques de pinos y en la maquia viven los túrdidos (Turdidae), los páridos (Paridae), los reyezuelos (Regulidae), los sílvidos (Sylvidae), la abubilla (Upupa epops), la carraca europea (Coracias garrulus) etc. En invierno los campos y las valles están poblados de fringílidos (Fringilidae), aláudidos (Alaudidae) y motacílidos (Motacilidae). A lo largo de la costa, sobre todo en lagos pantanosos, viven: anátidas (Anatidae), podicipédidos (Podicipidae), ardeidas (Ardeidae) y escolopácidos (Scolopaeidae). Durante las migraciones se pueden encontrar los falcóndos (Falconidae), la paloma torcaz (Columba palumbus) y la paloma zurita (Columba oenas). En el territorio del Parque anida la paloma bravia (Columba livia) y una rara ave rapaz, el búho real (Bubo bubo).

El mar alrededor de la isla es caracterizado por una fauna bien preservada, típica del Adriático meridional

Neretva estuary

Neretva estuary

The last delta of Europe – richness at the Neretva estuary

In addition to the beautiful islands, mountains, karst and fertile hinterland, Dalmatia is proud of the latest Delta of Europe – Neretva river mouth.

The delta of the Neretva River, from Metković to the estuary on the north and northeast, is bordered by branches of the Dinaric Alps, and to the south by hills. To the west it is open to the sea and is under its constant influence. Precisely this brackish water is the right place for the growth of vegetation and fish fund. The wildlife is also diversified here – the last species of birds, which couldn’t be seen anywhere else in Europe, made their nests in this marsh area.

Climatic influences are very suitable for agriculture, for the famous Neretva tangerines and other citrus fruits, among which in the past years clementines have become increasingly popular, whereas at the beginning of the summer, it is all about peaches and nectarines. Precisely picking these cultures for years also represents a type of tourism that Neretvians have arranged for their guests. We must not forget hunting and fishing, which also brought many at the Neretva river delta… and after hunting and eels fishing, you can try preparing these delicacies, typical for this region.

In addition to these activities, even if you are not the athletic type, you will surely enjoy the photo safari through the backwaters of the river. A ride in the Neretva boat (you can paddle on your own, or choose a motor drive) through the vast backwaters, tributaries and lakes, finalized with occasional lunch at one of the many ranches (with an outdoor barbecue and homemade bread), will make one of the best memories. The Neretva River delta is a natural phenomenon, and a must-see!

Rača

Rača

Está ubicada en la parte sureste de la isla de Lastovo. Es un monumento de la naturaleza geomorfológico y protegido, y además es un yacimiento arqueológico. En esta cueva fueron encontrados los más antiguos restos de la vida, desde el Neolítico hasta la época romana. También fueron encontradas hojillas de afeitar de doble filo, de forma circular con la cruz grabada en el medio, y platos de egnatia que testimonian el contacto con la cultura griega.

La Cueva de Rača tiene una habitación aparentemente dividida en partes menores. Es larga 70 m y muy amplia. Es caracterizada por muchas estalagmitas, estalactitas y pilares de diferentes tamaños. Los habitantes dicen que se extiende hacia el mar.

Es la única cueva en Lastovo que se puede visitar sin miedo porque no es escarpada y lo único que se necesita es una lámpara.

Paisajes importantes

Paisajes importantes

Kočje

Zona cerca de Žrnovo en la isla de Korčula. Tiene características geomorfológicas únicas, rocas enormes, abismos, semicuevas, cañones laberínticos. Está cubierto de viejos bosques de encina con malezas de arbustos perenne, helechos, musgos y líquenes.

El rio Dubrovnik

Valle fluvial inundado con acantilados escarpados altos de 600m. Tiene numerosas residencias de vacaciones y parques.

Saplunara

Ubicado sobre el suelo arenoso diluvial de la isla de Mljet, con maquia bien conservada y el bosque de pino (piño piñonero y pino de Alepo). La costa es accidentada con la famosa playa de arena Blaće.

Badija

La mayor isla en el archipiélago de la parte oriental de Korčula. La maquia densa, los pinos y el monasterio con la iglesia del siglo XV son sus principales valores.

Modro oko y el lago Desne

Esta zona es una de las más representativas del paisaje típico en el curso bajo del río Neretva. La caracterizan las depresiones cársticas inundadas de agua abundante y biotopos pantanosos.

Konavoski dvori

La zona de la fuente del río Ljuta en Konavle tiene un valor paisajístico e hidrológico, con una serie de molinos que representan el valor histórico-cultural.

Vela Luka – La isla de Proizd

La mejor playa del Adriático croata en el año 2007.

Reservas especiales

Reservas especiales

Pod Gredom

Reserva ornitológica

Restos de la zona pantanosa mediterránea en el curso bajo de Neretva, cerca del pueblo Vid. Es muy importante para las migraciones ya que las aves invernan ahí.

Prud

Reserva ornitológica

Restos de la zona pantanosa mediterránea en el curso bajo de Neretva, cerca del pueblo Prud. Es muy importante para las migraciones de las aves y para pasar el invierno.

Orepak

Reserva ornitológica

Restos de la zona pantanosa mediterránea en el curso bajo de Neretva. Es muy importante para las migraciones de las aves y para pasar el invierno.

Mrkan, Bobara i Supetar

Reserva ornitológica

Las islas cerca de Cavtat son lugar de anidamiento de la gaviota patiamarilla o gaviota del Cáucaso (Laurus Cachinnans).

La boca del río Neretva

Reserva ictiológica-ornitológica

Parte sureste de la delta del río Neretva, área de desove de numerosas especies de peces, importante para las migraciones, las aves invernan e incuban ahí. Esta localidad tiene un aspecto atractivo y es muy accesible a los turistas “simples“ gracias al sendero que lleva hasta la boca del río.

La bahía de Mali Ston

Reserva marina

Comprende todo el ambiente marino al sureste de la línea Sreser-Duba y la zona litoral circundante. El acuario tiene una alta producción biológica por las particulares características hidrográficas y la afluencia natural de la sal nutritiva desde el continente. Es conocida como área de cultivo de moluscos y centro gastronómico regional.

Lokrum

Reserva de vegetación boscosa

Isla cerca de Dubrovnik. Bosque de encina y maquia con pino de Alepo.

Elafiti

Elafiti

Sin contar el gran número de arrecifes, acantilados y rocas, el grupo de islas Elafiti está compuesto por ocho islas y cinco islas pequeñas, pero solo tres están habitadas: Koločep, Lopud y Šipan.

La isla más cercana a Dubrovnik es Koločep. En sus dos más grandes bahías están ubicados dos pueblos: Gornje Čelo y Donje Čelo.

Por el este y oeste la isla está cubierta de bosques de pino densos que bajan hacia las rocas del mar. El mar azul cristalino abunda en peces y mariscos. Antes los habitantes de Koločep eran los más famosos coraleros del Mediterráneo, hoy raramente los buscan buceando y lo hacen sólo por amor.
Las señales de la población centenaria desde la Antigüedad, son muchos monumentos, especialmente los restos de sarcófagos, esculturas de piedras, capillas e iglesias.

El primer encuentro con Kalamota, como se llama Koločep en Dubrovnik, no dejaa a uno indiferente. Aturde su silencio sordo, el perfume de las plantas mediterráneas y de los pinos, el mar azul que baña sus playas de arena.
En el medio está ubicado Lopud, isla de maravillosas playas de arena. El barco os va a llevar al pueblo homónimo desde el cual llegaréis paseando a la especial bahía de arena Šunj al otro lado de la isla. Šunj es una playa de arena famosa y está reservada para los nudistas.

La naturaleza no ha sido generosa solo hacia Lopud. Por toda la isla hay fortalezas, iglesias, residencias de vacaciones y monasterios ricos de obras artísticas de valor.

No os olvidéis de dar un paseo relajante hasta el Cabo Benešin al anochecer, mientras el sol cala en el mar, y de visitar la singular instalación luminosa, el pabellón artístico Your Black Horizon (www.tba21.org , www.tba21-croatia.org ) que, situado en el rico patrimonio renacentista de Lopud y en la naturaleza intacta, regala al paisaje una nueva importancia.

La isla más grande y más habitada es Šipan, isla rica de viñas y olivares. Los dos pueblos principales son Šipanska luka y Suđurađ. En la parte interior de la isla hay muchos refugios y ancladeros naturales de indescriptible belleza donde las ramas de los pinos tocan la superficie del mar.

En este pequeño lugar hay muchos monumentos, más de treinta iglesias, algunos monasterios y cerca de sesenta residencias de vacaciones en estilo gótico-renacentista.

Los habitantes de la isla son famosos por su hospitalidad. Con mucho gusto os van a llevar al campo o a pescar, ofrecer comidas saludables y gotas doradas de sus viñas fértiles.
Hasta las islas Elafiti se puede llegar en barco desde el puerto Gruž, varias veces al día o como participante de excursiones organizadas por agencias turísticas de Dubrovnik.

Jadrolinija
Obala Stjepana Radića 40
Tel: +385 20 418 000
Fax: +385 20 418 111
www.jadrolinija.hr

Lopud Tourist Information Office
Obala Iva Kuljevana 12
Tel: +385 20 759 086

Šipan Tourist Information Office
Tel: +385 20 758 084